La tecnología de reconocimiento facial está presente hace varios años y es  usada principalmente en control de acceso, no obstante, está tecnología adquirió gran importancia porque soluciona en forma efectiva, dinámica y segura el control SIN CONTACTO para personas con potenciales contagios de COVID-19, por medición de la temperatura y la detección facial de si está o no con mascarilla para abrir el acceso físico por donde deben pasar las personas.